Jardines/jardineros

Los jardines de luz de Pilar Pequeño

 

Pilar Pequeño (Madrid, 1944) sabe crear jardines jugando con la luz. Creando un mundo nuevo en el que las flores silvestres y las cultivadas muestran su esencia poética. Y, esto es lo más curioso, son  las que estaban inscritas en mi memoria. Son desde este punto de vista, más autenticas que las flores reales, son las que busco y pocas veces encuentro fuera de mi mente. Observando sus fotos miro mis flores presentadas por obra y gracia de su cámara-ikebana que a través de la disposición de luces, sombras, brillos y agua consigue crear algo nuevo y, aunque parezca contradictorio, rescatar recuerdos.

 

Pilar Pequeño es como Elstir, el pintor de En busca del tiempo perdido de Proust, que interioriza partes del mundo exterior, por ejemplo una rosa, y después las vierte en sus lienzos creando una nueva variedad de esa flor que relcoge la esencia de todas las rosas. Ella lo hace, a través de otro medio artístico: la fotografía. Con la cámara organiza la realidad, conectándola con la memoria y la fantasía. Por ejemplo, la peonía sumergiéndose en el agua o la cala distorsionada por el plástico del invernadero de Pilar están en el mismo plano de lo sublime que la famosa magdalena mojada en té del gran escritor. Ella dice que le gusta trabajar en silencio, con calma, buscando el encuadre y la luz para poder expresar lo que siente, buscándose a sí misma, mirando hacia dentro. Quienes admiramos sus fotos comprobamos que consigue penetrar en el almacén de nuestros propios  recuerdos.

 

Organiza sus fotografías en series en las que está siempre presente la parte vegetal de la naturaleza. Paisajes con árboles y sus reflejos en el agua de lagunas o ríos. Juegos del aire que convierten en mares los campos de cereal. Plásticos de invernaderos en los que se condensa el aire húmedo y donde se apoyan las flores. Hojas en el agua creando formas que se aproximan a la abstracción. Construcciones abandonadas en las que las plantas se mezclan con las ruinas. Flores en agua o sumergidas en vasos y jarrones de cristal que reflejan la luz. Bodegones inspirados en la pintura del Siglo de Oro como los que realiza para la exposición Don Quijote, una mirada (2005) y, los más recientes, para la exposición Doce fotógrafos en el Museo (2018-2019) organizada por la Fundación Amigos del Museo del Prado con motivo del bicentenario de esta pinacoteca. Para esta exposición elige trabajar con bodegones españoles y holandeses, dándole especial protagonismo a Zurbarán.

 

Son jardines los paisajes naturales,  las plantas y flores que fotografía en su medio natural o en el estudio. Pero también, construye jardines en la serie Huellas donde va más allá de  la visión romántica de las ruinas. En estas fotografías se mezcla la decadencia de los espacios arquitectónicos abandonados con la naturaleza que los circunda e invade. El tiempo está presente como fruto de esa dialéctica entre la obra humana que ha perdido su función y los elementos naturales que retoman su territorio. Además en una entrevista dice: “la fotografía de un lugar abandonado no nos presenta su pasado, sino una serie de pasados superpuestos que combinados con la acción de la naturaleza y captados por la mirada, nos confirman un tiempo diferente”. Esta perspectiva, me recuerda una obra del pintor Miquel Navarro (Vadepeñas, 1935) en la que una humilde malva crece entre las piedras de un muro, una flor que es el indicador del paso de los años y sitúa las obras humanas en el contexto natural.

 

Muchas de estas fotografías están realizadas en blanco y negro, pero estos últimos años hace fotografía digital y usa el color, pero siempre con una gama limitada. Sus fotos en color son tan discretas que conviven en armonía con las fotos en blanco y negro. Es sorprendente que cree jardines con esa paleta tan reducida, pero no olvidemos que son jardines hechos de luz y sombra. Jardines con las flores que están en la memoria, esas flores sumergidas en el ácido amniótico de nuestra especie como la madalena da Prous en el té. 

 

Permítete el lujo de pasear por los jardines de luz de Pilar Pequeño: pilarpequeno.com

 

Escribir un nuevo comentario: (Haz clic aquí)

123miweb.es
Caracteres restantes: 160
Aceptar Enviando...
Ver todos los comentarios

Comentarios

27.04 | 03:33

Hola, siento decirte que este majestuoso ejemplar de Samán fue derribado por seguridad el año 2018, según indica un periódico de Hawaii:
https://www.hawaiinewsnow.com/story/37637866/city-to-remove-iconic-monkeypod-tree-in-manoa/

...
21.02 | 12:51

Mi tia siempre nos decía al viajar en coche antes nuestras protestas y cansancios d "tranquilas" queda poco, estamos llegando a Penjamo. Era una niña ...

...
27.12 | 02:42

¡Exquisito jardin!

Gracias por compartir

...
27.12 | 02:40

¡Exquisito jardin!
Gracias por compartir el lado amable de la vida

...
¡Hola!
Prueba y crea tu propia página web,
es fácil y gratis.
ANUNCIO