Jazzdín

Chano Pozo

Su vida fue corta, solo vivió 33 años, pero tuvo tiempo suficiente para convertirse en el percusionista que cambió la historia del jazz. Su manera de tocar y su talento imaginativo que hacían llorar y cantar los instrumentos, fueron  el impulso que se precisaba para llenar de ecos afrocubanos la música de jazz.

La música formaba parte de su vida. El sonido, los ritmos y los bailes de los solares de La Habana -esos vecindarios  donde se vive tan estrechamente con los demás-, las congas sagradas abakuás y yorubas, los bailes, desfiles y sones de la comparsa Los Dandy, le colmaron de experiencia vital y musical. Fue cantante y bailarín de rumba, puede decirse que fue un completo artista de cabaret. La música es la vida de Chano Pozo, pero en esa vida había algo más, Bebo Valdés dice: “era un prodigio, un conguero excelente y un rumbero de primera clase, y digo de primera. Era ñáñigo, de una secta. Controlaban todos los puertos de Cuba (…). Chano fumaba marihuana y muchas veces tenía completamente blanca la nariz por debajo, de cocaína. Le habían pegado varios tiros, que le habían dado por aquí y por allí, otro ñáñigo (…) Chano era violento y cuando estaba drogado era capaz de hacer cualquier disparate. Le habían apuñalado (varias) veces. Chano era terriblemente violento”. La música le levó a lo más alto y la violencia acabó con él en 1948 en Nueva York.

Su hazaña musical precisaba acercarlo a otros talentos de la música, tanto en Cuba como en Estados Unidos. Su corta trayectoria como músico le permitió conocer a Miguelito Valdés, cantante para el que tocó en La Habana y que lo llevó a Nueva York, donde conoció a través de Mario Bouzá a Dizzi Gillespie, con quien popularizó Manteca y con quien, seguramente,  habría modelado el jazz, siguiendo el rumbo de su inspiración, como manteca, si no hubiera muerto tan pronto. Conoció a Charlie Parker, a John Lewis y a Kenny Clarke. Tuvo tiempo para tocar en Chicago, además de en Nueva York y crear un  club, en esta última ciudad, en El Paladium, al que llamó Blen Blem como el titulo de una de sus composiciones.

Su contribución al mundo músical fue enorme: su manera de tocar hizo que confluyeran  dos trayectorias  musicales   que habían tenido un origen común y que podían tener, también, un futuro común. Su hermana dijo en una entrevista que Chano fue un hombre con suerte para salir de donde salió y llegar donde llegó. Nosotros sí que tenemos la suerte de poder disfrutar de esa nueva música que desde la selva africana, pasando por Cuba, salió de sus interpretaciones y composiciones, influyó en otros músicos  y nos llenó de gana de bailar.

Escribir un nuevo comentario: (Haz clic aquí)

123miweb.es
Caracteres restantes: 160
Aceptar Enviando...
Ver todos los comentarios

Comentarios

27.04 | 03:33

Hola, siento decirte que este majestuoso ejemplar de Samán fue derribado por seguridad el año 2018, según indica un periódico de Hawaii:
https://www.hawaiinewsnow.com/story/37637866/city-to-remove-iconic-monkeypod-tree-in-manoa/

...
21.02 | 12:51

Mi tia siempre nos decía al viajar en coche antes nuestras protestas y cansancios d "tranquilas" queda poco, estamos llegando a Penjamo. Era una niña ...

...
27.12 | 02:42

¡Exquisito jardin!

Gracias por compartir

...
27.12 | 02:40

¡Exquisito jardin!
Gracias por compartir el lado amable de la vida

...
¡Hola!
Prueba y crea tu propia página web,
es fácil y gratis.
ANUNCIO