Jardín gijonés

Proyectos de ensueño

Durante las últimas décadas del s. XIX se levantaron los balnearios de la playa de San Lorenzo para el tratamiento de distintas afecciones y para el ocio de las clases burguesas. En el siglo siguiente, el XX,  se soñó con levantar complejos de ocio en la playa más ambiciosos que los balnearios, pero quedaron en la mente y en papel, no se llegaron a realizar.

 

En 1921 se presentó en Gijón un proyecto de Casino, Balneario, Hotel y Teatro  en Campo Valdés. El promotor encargó el proyecto a los arquitectos madrileños Eduardo Gallego Ramos y Eduardo Sánchez Eznarriaga. Para su realización era necesario construir un muro entre la Iglesia de San Pedro y la rampa de acceso a la playa situada entre la Pescadería y el balneario Las Carolinas. El Ayuntamiento estimó que su realización representaba un beneficio indiscutible y situaría a la ciudad en condiciones de competir con Santander como lugar de descanso atractivo para las clases más adineradas. Pero este gran proyecto no llego a materializarse, el Ministerio de Fomento no llegó a conceder los terrenos para su puesta en marcha.

 

Poco después, en 1929, se planteó la construcción de un edificio con la misma finalidad elaborado por el arquitecto Juan Carlos de Guerra. No se conservan imágenes del mismo, pero si las descripciones que aparecieron en la prensa. Estaría situado en terrenos de propiedad municipal, entre las calles Ezcurdia, Caridad, Juan Alonso y Paseo del Muro, espacio que estaba ocupado por una plazoleta en la que había un edificio de aseos públicos y varios tamarindos. El fracaso de proyecto está relacionado con su ubicación cuando ya se veía la necesidad de regularizar el trazado de la avenida del Muro.

 

En 1935, el arquitecto Juan Manuel del Busto proyecta un inmueble denominado Gran Centro de Diversiones de la Playa de San Lorenzo. Estaría en los Jardines del Náutico, y remplazaría al Hospital de Caridad que ocupaba, entonces, estos terrenos. Es un edificio de inspiración racionalista con volúmenes cúbicos,  los extremos del edificio redondeados y mantiene los principios del estilo barco tan en boga en estos años. Su planta es rectangular, muy alargada y paralela al Muro con restaurantes, cafés, hotel, sala de fiestas y balneario. Entre el edificio y la playa se propone una ampliación del paseo marítimo con una serie de pérgolas, terrazas y juegos infantiles. La diferencia fundamental de este proyecto, en relación a los demás, es que se popularizan los servicios que se destinan al público en general sin distinción de clases. Este edificio tampoco se llega a levantar.

 

Durante la década de los años treinta desaparecieron las instalaciones de los balnearios de finales del siglo anterior por los incendios relacionados con la guerra y por las reformas urbanas de 1936-37. En 1940 surge una nueva propuesta para crear el Gran Hotel-Balneario y Casino del Mar en el Martillo de Capua, Estaba prevista la demolición del edificio de finales del XIX que aún se conserva en la actualidad. Este gran hotel tendría ocho pisos con un paso cubierto sobre la calzada , a la altura del primer piso, que serviría de acceso a una estructura levantada sobre el paseo, con restaurante y sala de fiestas que posibilitaría la creación de un tramo de paseo cubierto.

 

El Ayuntamiento convocó un concurso para la construcción de un hotel, casino, balneario y casas de alquiler sobre el local del desaparecido Hospital de Caridad, es decir en la zona de los Jardines del Náutico. En 1945 se falla a favor del proyecto presentado por Juan Manuel del Busto e Ignacio Álvarez Castelao que no aporta novedades y se ajusta al estilo oficial del momento. Se dio carpetazo a este proyecto por falta de presupuesto y por la oposición,  de ciertos sectores, a perder este espacio como zona de paseo.

 

Poco después, en 1949, Carlos Alvargonzález Caso planteó unas instalaciones de balneario menos ambiciosas, limitadas a aseos, espacios para  cambio de ropa, puede que alguna zona de tratamiento hidroterápico y un bar. Todo ello estaría en un edificio construido bajo la rasante de Campo Valdés. El proyecto no fue aprobado. Posteriormente en los bajos de la Pescadería, en la zona del tostaderu  y bajo la Casa de Socorro se crearon servicios mínimos para los bañistas (vestuarios, guardarropa y aseos). Esta es la única realización del s. XX.

 

En junio de 2002 el Ayuntamiento de Gijón convoca  un concurso de ideas para un complejo de talasoterapia (balneario y hotel) en la ería del Piles.  Resultó ganadora la propuesta denominada Salamandra, que fue, más tarde, en 2006,  seleccionada en la muestra de arquitectura contemporánea española realizada en el MOMA de Nueva York. Diversos problemas relacionados con el emplazamiento frustraron este proyecto.

 

En 2004, el Ayuntamiento y la Autoridad Portuaria firmaron un convenio para la cesión de terrenos entre la playa de Poniente y el puerto deportivo. Las obras se adjudicaron en marzo de 2005 al grupo empresarial Talasoponiente. Esta vez el proyecto se convirtió en realidad y es uno de los atractivos fundamentales de la ciudad, tanto para los visitantes como para los residentes.

 

Tuvo que transcurrir todo un siglo para que una de las ideas vinculadas a aprovechar la playa como recurso turístico fuera posible. Las ideas fluyen rápidas, el tiempo tiene su propio ritmo y las decisiones son como los pétalos de las flores bordadas: precisan paciencia, hilos de muchos colores y dedicación.

Escribir un nuevo comentario: (Haz clic aquí)

123miweb.es
Caracteres restantes: 160
Aceptar Enviando...
Ver todos los comentarios

Comentarios

27.04 | 03:33

Hola, siento decirte que este majestuoso ejemplar de Samán fue derribado por seguridad el año 2018, según indica un periódico de Hawaii:
https://www.hawaiinewsnow.com/story/37637866/city-to-remove-iconic-monkeypod-tree-in-manoa/

...
21.02 | 12:51

Mi tia siempre nos decía al viajar en coche antes nuestras protestas y cansancios d "tranquilas" queda poco, estamos llegando a Penjamo. Era una niña ...

...
27.12 | 02:42

¡Exquisito jardin!

Gracias por compartir

...
27.12 | 02:40

¡Exquisito jardin!
Gracias por compartir el lado amable de la vida

...
¡Hola!
Prueba y crea tu propia página web,
es fácil y gratis.
ANUNCIO