Memoria del jardín

Conversaciones en el jardín

Imagina que llegas a un parque, que quieres sentarte a contemplar la belleza que te circunda. Lo más probable es que elijas tu rincón favorito y desees estar en soledad para disfrutar plenamente. Pero un día en tu banco se encuentra otra persona, a pesar de la decepción que eso te produce, te sientas, das los buenos días o las buenas tardes y te muestras amable. Estas dando un paso crucial para que surja la comunicación y se abran las puertas de posibilidades imprevistas. Eso le pasa a German, un obrero bastante zafio e ignorante, en Mis tardes con Margaritte (2010), conoce a Margaritte en el parque, una mujer vieja y culta que le descubre el mundo que se esconde detrás de las palabras y de las tapas de los libros, cambiando su vida. Este es el argumento de la película dirigida por Jean Bekcer y de la novela original  de Marie-Sabine Roger.

 

La conversación tiene el poder revolucionario, puede cambiar el mundo, dándole la vuelta como a un guante, lo transforma poco a poco a un ritmo sosegado,  al mismo con que brotan  las palabras de nuestros labios cuando salen del corazón.

 

Otra película de Jean Becker, Conversaciones con mi jardinero, anterior en el tiempo, es de 2007, desarrolla esa misma idea. Dos amigos de la infancia se encuentran en la madurez. Uno de ellos es un pintor que vuelve a su pueblo natal desde París, el otro es un ferroviario retirado que trabaja como jardinero. Sus mundos son contrapuestos y ambos intentaran mostrarle al otro su perspectiva vital en el jardín, tomando una copa de vino, el pintor, y comiendo unos arenques, el jardinero.

 

Un nuevo amigo para una mujer vieja, en el parque, o el encuentro de dos viejos amigos de la infancia, en el jardín, pueden hacer nacer o renacer una amistad de la que salten chispas.

 

Me viene a la mente otra película de este tipo, Intocable (2011), también francesa, de  Olivier Nakache. En esta el escenario es un palacete en París, con un jardín tan cuidado como un parque, pero aquí los suntuosos interiores son más importantes que en las otras dos, el jardín está en las salas del palacio. Un aristócrata tetrapléjico y su cuidador, un joven inmigrante de un barrio marginal, establecen una amistad y un vínculo extraordinario entre dos personas tan opuestas.

 

Las flores de la amistad nacen de la conversación entre personas distintas incluso cuando hace frío. Viendo películas como estas sentirás alegría y te llegará el aroma perfumado de las palabras.

 

Escribir un nuevo comentario: (Haz clic aquí)

123miweb.es
Caracteres restantes: 160
Aceptar Enviando...
Ver todos los comentarios

Comentarios

27.04 | 03:33

Hola, siento decirte que este majestuoso ejemplar de Samán fue derribado por seguridad el año 2018, según indica un periódico de Hawaii:
https://www.hawaiinewsnow.com/story/37637866/city-to-remove-iconic-monkeypod-tree-in-manoa/

...
21.02 | 12:51

Mi tia siempre nos decía al viajar en coche antes nuestras protestas y cansancios d "tranquilas" queda poco, estamos llegando a Penjamo. Era una niña ...

...
27.12 | 02:42

¡Exquisito jardin!

Gracias por compartir

...
27.12 | 02:40

¡Exquisito jardin!
Gracias por compartir el lado amable de la vida

...
¡Hola!
Prueba y crea tu propia página web,
es fácil y gratis.
ANUNCIO