Memoria del jardín

Agata ojos de gato

El flamante premio Cervantes, José Manuel Caballero Bonald, escribió en 1974  esta novela. En ella se narra el origen de una familia, que de la nada, pasa a enriquecerse de forma ilícita y lleva al dominio de un territorio “hediondo y la a la vez lozano mundo de alevosas ciénagas neolíticas y parques periódicamente renovados en almácigas de invernadero, surcadas de súbitas algarabías de aves migratorias y sedentarias camadas; tierra baldía pero también fecunda, sin cesar poblada de roedores traídos en las naves de los viajantes de comercio fenicios y vueltos a trasegar en las barquichuelas que registraban los socaires en busca de la corza malherida y no cobrada por quien así podía abandonarla como carroña”. Ámbito espacial que nos lleva a un tiempo mítico de arcaica pureza en el que se fraguan las grandes leyendas. Convirtiéndose en  una metáfora  de la naturaleza que se venga y defiende de quienes pretenden ultrajarla. Para transmitirnos la imagen de  un medio natural  pletórico  de vida, utiliza un lenguaje rico que sugiere un ambiente lujurioso en el que nos presenta los excrementos y la muerte de unos seres de una forma hermosa que da vida a otras vidas en una cadena sin fin que sofoca los sentidos. La fantasía y los acontecimientos extraordinarios no pueden faltar en un relato de este tipo, aquí se entremezclan con los hechos ordinarios creando un mundo onírico: ” …y fue entonces cuando sonó por los iguales confines del espacio como el retumbo gigantesco de una ola cuyo fragor, de existir, nunca habría podido llegar hasta aquellas latitudes de la marisma (….) De modo que fueron hasta allí y divisaron en la más brumosa lontananza un mar que venía rodando por la tierra con implacable equivocación, expandiendo a su paso una copia sobrenatural de ecos (…) Siendo así que con la misma evanescencia con que creían haber visto aquel mar inverosímil, presenciaron luego el apagamiento de un fenómeno  –que según cómputos ulteriores- no era sino el maremoto acaecido dos días más tarde y anticipado entonces por una suerte de dislocada convergencia  de refracciones y ondas sonoras” que señala los acontecimientos cruciales de la historia que se cuenta.

Podríamos decir que estamos ante una prosa que más parece poesía, llena de figuras y trucos para llevarnos a un tiempo más allá de la historia.

La protagonista, Manuela, ojos de ágata como los gatos monteses, es hermosa, lujuriosa y fértil como la naturaleza….Como mi jardín.

Escribir un nuevo comentario: (Haz clic aquí)

123miweb.es
Caracteres restantes: 160
Aceptar Enviando...
Ver todos los comentarios

Comentarios

27.04 | 03:33

Hola, siento decirte que este majestuoso ejemplar de Samán fue derribado por seguridad el año 2018, según indica un periódico de Hawaii:
https://www.hawaiinewsnow.com/story/37637866/city-to-remove-iconic-monkeypod-tree-in-manoa/

...
21.02 | 12:51

Mi tia siempre nos decía al viajar en coche antes nuestras protestas y cansancios d "tranquilas" queda poco, estamos llegando a Penjamo. Era una niña ...

...
27.12 | 02:42

¡Exquisito jardin!

Gracias por compartir

...
27.12 | 02:40

¡Exquisito jardin!
Gracias por compartir el lado amable de la vida

...
¡Hola!
Prueba y crea tu propia página web,
es fácil y gratis.
ANUNCIO