Jardín de libros

Recuerdos del futuro

Una lectura lleva a otra lectura de la misma manera que,  como dice Siri Hustvedt en Recuerdos del futuro, “una historia lleva a otra. Una se convierte en otra, y muchas historias son la misma historia”. La novela de no ficción Ordesa de Manuel Vilas mirando su pasado desde el presente y pensando en el futuro, me llevó, sin plan previo, a la de Hustvedt que tiene mucho de autobiográfica y es consciente de que recordar es cambiar, reconstruir lo que nunca sucedió pero que puede traer verdades.

 

Recuerdos del futuro es más que una mirada hacía tras, hacia la joven que llega a Nueva York con 23 años buscando un personaje para una novela vista desde la perspectiva de la escritora en que se convertirá con el paso del tiempo y que no para de cuestionarse la fiabilidad de la memoria.

 

Es una obra construida con piezas de distinta naturaleza, está llena de posibilidades para quien la está leyendo. Es un libro complejo: es un diario, es la novela que escribe la escritora en ciernes, un thriller psicológico, una carta de amor a sus padres, especialmente a su madre, un escrito lleno de intertextos y homenajes a Cervantes y El Quijote, a Shakespeare, a Sterne y Tristram Shandy,  a Alicia en el país de las maravillas y a Conan Doyle y su detective Sherlock Holmes.

 

Es también, una invitación a profundizar en el estudio de escritoras olvidadas o menos valoradas de lo que merecieron: George Eliot, Mery Shelly, Charlotte Lennos, Djuna Barnes y otras muchas, como Christine de Pizan que en 1405 escribió La ciudad de las damas en defensa de las mujeres virtuosas que no aparecen en los libros escritos por hombres.

 

Pero esto no es todo, la filosofía está presente en las páginas de esta novela a través de dos filósofas: Anne Conway (s. XVII) y Simone Weil (1909-1943) y un filósofo: Ludwin Wittgesnstein (1889-1951).  

 

En una obra así resulta difícil encontrar un personaje central. Hustvedt, al final de su libro confiesa que la joven que se instala en Nueva York buscando un protagonista para su primera novela no sabía que llevaba consigo a su héroe, ni que lo encontraría ella misma, desde el futuro, en la joven que fue y en Elsa von Freytad-Loringhoven, de soltera Hildergard Poloz, la Baronesa.

 

La Baronesa ocupa un papel crucial en esta novela y es un ejemplo de la irrelevancia a la que son condenadas las artistas en la mayoría de las ocasiones, pero que vive en Recuerdos del futuro y como un personaje de El bosque de la noche de Djuna Barnes.  Irene Gammel le dedica una biografía en la que mantiene que Elsa es la artista que está detrás del famoso urinario que Marcel Ducahmp se atribuyó cuando la baronesa murió. Resulta que el padre del arte conceptual, por considerarse el autor de La fuente, no es quien tuvo la brillante idea de convertir un vulgar urinario en un objeto artístico, sino que fue Elsa von Freytad-Loringhoven quien concibió la idea jugando con las palabras y las similitudes formales del objeto, e hizo que se fotografiara con el nombre de Madonna del cuarto de baño. Seguro que si se hubiera considerado a la Baronesa como el cerebro que hay detrás de La fuente, no se habría convertido una obra genial.

 

Recuerdos del futuro está lleno de historias, es un semillero a rebosar en el que cada flor se puede convertir en otra,  las cultivaré en mi jardín para pasar de una a otra y comprobar que a veces son la misma historia. Para seguir leyendo.

Escribir un nuevo comentario: (Haz clic aquí)

123miweb.es
Caracteres restantes: 160
Aceptar Enviando...
Ver todos los comentarios

Comentarios

27.04 | 03:33

Hola, siento decirte que este majestuoso ejemplar de Samán fue derribado por seguridad el año 2018, según indica un periódico de Hawaii:
https://www.hawaiinewsnow.com/story/37637866/city-to-remove-iconic-monkeypod-tree-in-manoa/

...
21.02 | 12:51

Mi tia siempre nos decía al viajar en coche antes nuestras protestas y cansancios d "tranquilas" queda poco, estamos llegando a Penjamo. Era una niña ...

...
27.12 | 02:42

¡Exquisito jardin!

Gracias por compartir

...
27.12 | 02:40

¡Exquisito jardin!
Gracias por compartir el lado amable de la vida

...
¡Hola!
Prueba y crea tu propia página web,
es fácil y gratis.
ANUNCIO