Jardín de libros

Humboldt y el paisaje total

Los geógrafos reivindican la figura de Alenxander Humboldt como el primero que entendió el paisaje geográfico en el sentido moderno y como el referente del pensamiento ecologista, a pesar de que no haya tenido seguidores inmediatos. Desde mis años de estudiante ha sido una figura muy atractiva e inspiradora para entender el medio natural y sentir el paisaje, ya que conjuga, sin contradicción, las ciencias físicas, las humanidades y el arte como se puede ver en estos dos fragmentos de su obra:

 

El objeto de la Geografía Física es (…) reconocer la unidad de la inmensa variedad de los fenómenos y descubrir, por el libre ejercicio del pensamiento mediante la combinación de observaciones, la regularidad de los fenómenos dentro de sus aparentes variaciones.”

“En la pintura de países, lo mismo que en todas las demás ramas del arte, hay que distinguir entre el elemento limitado que suministra la percepción sensible, y la mies sin límites fecundada por la profunda sensibilidad y la poderosa imaginación del artista”

 

Ahora La invención de la naturaleza, escrita por Andrea Wulf, profundiza a en la vida y la obra de Humboldt. Muestra, apoyándose en una amplia documentación,  al explorador y científico, pero también al hombre que llegó a ser famoso y muy apreciado en su época. Consiguio influir y ser el punto de partida de las mentes más importantes de su tiempo,  como por ejemplo la de Darwin. Sus teorías inspiraron a  los grandes referentes del ecologismo como Thoreau y Muir.  Bolívar y Jefferson lo admiraban y respetaban. Y también los poetas y artistas  lo tuvieron presente en  sus obras, citamos a Goethe y Whitman, entre otros muchos. Andrea Wulf parte de la persona para buscar la transcendencia de Humboldt en los distintos ámbitos del saber que tienen en común la naturaleza. Si para los geógrafos se ha reconocido a Humboldt como el creador del paisaje, después de leer esta biografía podemos concluir que estamos ante el inventor de la naturaleza como se entiende en la actualidad.

 

Humboldt es un sabio del renacimiento -a pesar de haber nacido en 1769, en el siglo de las luces- capaz de integrar de forma armónica el racionalismo de tradición francesa, el romanticismo y el idealismo de tradición alemana y el positivismo que comienza a fraguarse. Un hombre interesado por todas las disciplinas del saber y empeñado en buscar las leyes universales de la ciencia. Construye, así, un pensamiento original y profundamente ecléctico, en el que la ciencia no está reñida con la literatura y el arte, sino que una y otra,  se consideran vehículos para transmitir la belleza y los sentimientos que despierta el paisaje. Un pensamiento en el que el medio natural está vinculado al devenir de la historia y a los imperativos económicos y políticos. Un pensamiento que es holístico desde el punto de vista metodológico y también desde la perspectiva filosófica, ya que su concepción de la naturaleza está influida por Ghoete y por los filósofos alemanes del Círculo Romántico de Jena.

 

En su afán por abordar de una forma integral el conocimiento, Humboldt fue el primero en reunir a cientos de científicos para que hablasen entre sí, en vez de presentar largas ponencias sobre sus trabajos. Su idea era crear una hermandad interdisciplinaria de científicos que intercambiaran conocimientos. Este intercambio tenía por objeto estudiar el medio físico, el paisaje, desde múltiples perspectivas para ir desentrañando el tejido de interacciones de los distintos elementos que se producen en su seno. Y, además revolucionó la ciencia como divulgador de sus propias ideas a través de las conferencias que organizaba para el público en general en la universidad y en salas de conciertos y que no estaban vetadas a las mujeres como las aulas de las universitarias.

 

Por si todo esto fuera poco, Humboldt se propuso escribir una obra total, Cosmos, que estudiase el mundo exterior y el planeta Tierra, desde la superficie al núcleo interior, buscando el orden dentro de ese complejo universo de organismos entrelazados. En el primer volumen planteó el plan general de la obra, el tercero lo dedicó al espacio celeste y al sistema solar,  el cuarto a los fenómenos terrestres. Mientras que el segundo está dedicado a rastrear la visión del universo a lo largo de la historia y la influencia del mundo exterior en la imaginación a través de la literatura y la pintura.

 

Frank Wilczet, premio Nobel de Física en 2004, como Humboldt, relaciona la física y el arte, así lo manifiesta en El mundo como obra de arte, yendo más allá, pero por la misma senda. La simetria (armonia, equilibrio, proporción) y la economía, han sido y siguen siendo las guías en la búsqueda de las leyes que gobiernan el universo.

 

Humboldt ambicionaba convertirse en el demiurgo científico capaz de desentrañar el orden oculto, obra del demiurgo mitológico, que organizó el caos originario. Queda mucho por hacer y quizás nunca lleguemos a desvelar todos los mecanismos y enigmas del paisaje, de la naturaleza y del universo, pero él lo intentó durante sus 90 años de vida.

Escribir un nuevo comentario: (Haz clic aquí)

123miweb.es
Caracteres restantes: 160
Aceptar Enviando...
Ver todos los comentarios

Comentarios

27.04 | 03:33

Hola, siento decirte que este majestuoso ejemplar de Samán fue derribado por seguridad el año 2018, según indica un periódico de Hawaii:
https://www.hawaiinewsnow.com/story/37637866/city-to-remove-iconic-monkeypod-tree-in-manoa/

...
21.02 | 12:51

Mi tia siempre nos decía al viajar en coche antes nuestras protestas y cansancios d "tranquilas" queda poco, estamos llegando a Penjamo. Era una niña ...

...
27.12 | 02:42

¡Exquisito jardin!

Gracias por compartir

...
27.12 | 02:40

¡Exquisito jardin!
Gracias por compartir el lado amable de la vida

...
¡Hola!
Prueba y crea tu propia página web,
es fácil y gratis.
ANUNCIO