Jardín de libros

El sueño de la vida en el jardín

 

La historia de la humanidad, desde el punto de vista del poblamiento, puede resumirse a través de dos procesos contrapuestos: el proceso de urbanización, por el cual más de la mitad de la humanidad vive en ciudades, y el urbanismo como disciplina que busca soluciones a los problemas que genera la concentración de personas en espacios reducidos.

Tendríamos por una parte, el proceso de urbanización, la mezcla de gentes que se juntan en un espacio reducido procedentes de diversos lugares, que trabajan en distintas ocupaciones, que se reúnen y se mezclan, que cooperan y chocan entre sí, los ricos con los pobres, los orgullosos con los humildes. Surge, de este modo, la posibilidad de que esa mezcla de intereses, experiencias e ideas produzca nuevas formas de pensamiento. Estas realizaciones materiales son difíciles, sino imposibles, en agrupaciones pequeñas o en soledad.  Las concentraciones humanas generan conocimiento y son el combustible del progreso. Pero a pesar de esta evidencia tan positiva, las  aglomeraciones humanas, también generan innumerables problemas de vivienda y hacinamiento, facilitan la difusión de las enfermedades y ponen delante de los ojos de todos esas situaciones, hasta el punto de que algunos no pueden permanecer indiferentes: protestan y se unen para hacer algo para mejorar las cosas. El clima urbano favorece a los más necesitados, ya que los que están mejor, egoístamente, temen que les afecten a ellos las calamidades que se ceban en los pobres.

Por otra parte, tenemos el proceso de suburbanización. Los  habitantes de las ciudades siempre han soñado con volver al campo, la historia de las ciudades está siempre acompañada de la añoranza de la naturaleza y de la idealización de la vida rural. Podríamos afirmar que el urbanismo surge como disciplina para convertir las ciudades, en la medida de lo posible, en campo, considerando que muchos de los problemas que presentan las ciudades se resolverían si lograran llenarse de naturaleza, si las viviendas estuvieran rodeadas de jardines. Con este objetivo aparecen en el siglo XIX proyectos globales como la ciudad jardin de Howard o parciales como los barrios jardín más o menos alejados de la aglomeración urbana.

Nos encontramos ante dos caminos que surgen de una misma realidad pero que se oponen frontalmente. La ciudad como generadora de cultura e ideas, como la verdadera cuna de la humanidad y, además, como una comunidad capaz de mejorar las condiciones de vida de los más desfavorecidos. Y la ciudad como lugar de corrupción, de suciedad, como ámbito del que huir y volver al jardín primigenio.

Los primeros que salieron de las ciudades hacia las zonas suburbanas fueron la aristocracia y la burguesía adinerada. Crearon hermosas casas dentro de un jardín y desde ella se desplazaban a la ciudad para hacer negocios y para asistir al teatro y visitar los museos en sus coches de caballos. Los ferrocarriles, en el siglo XIX, y las carreteras y automóviles, en el siglo XX, llevaron a las zonas suburbanas a la clase media y a muchos trabajadores. Mumford en La ciudad en la historia lo resume así: ”Si consideramos el suburbio en sus mejores manifestaciones, proporcionó el escenario de un parque a la vivienda familiar y a todas las actividades domésticas ligadas a ella (…), pero a medida que la ciudad se movía hacia los suburbios, la nota rural se desvanecía; y llegó un momento en que el suburbanita no tuvo las ventajas de la sociedad ni de la soledad (…). Ya en el siglo XIX eran evidentes las debilidades sociales de los suburbios: se pagaba un alto precio por el aire fresco.” En el siglo XXI las debilidades de ese modelo son más evidentes y suponen un gran riesgo para el planeta si se generalizan y extienden a Asía,  Iberoamérica y África.

En El triunfo de las ciudades, Edward Glaeser resalta la vertiente positiva que presenta la vida urbana como generadora de ideas y analiza la trayectoria que pueden seguir las ciudades para superar su problemática, tanto en Estados Unidos como en el resto del planeta analizando múltiples ejemplos. Entre las grandes cuestiones urbanas actuales está  evitar que los habitantes de las ciudades de China, India y los países africanos sueñen con la vida en el jardín y sigan el modelo de crecimiento de las americanas basado en la vivienda suburbana y el automóvil. El asfalto, la concentración urbana, es, para este economista, más verde que la casita unifamiliar en el extrarradio. Vivir en un bloque de viviendas en el centro de la ciudad es más eficiente desde el punto de vista medio ambiental, se necesita menos energía para mantener la temperatura de la vivienda y se prescinde del vehículo particular para utilizar los transportes públicos. El sueño de la ciudad jardín, de la casita en una comunidad pequeña y homogénea es inviable si debemos desplazarnos diariamente al trabajo, a los centros educativos, comerciales y de ocio. Mantener el bienestar en la vivienda también es bastante más caro. Tener una casa con jardín supone un coste más alto para la naturaleza que vivir en un bloque.

El gran reto del urbanismo es hacer posible, agradable y deseable la vida en ciudades concentradas espacialmente, con edificios que pueden ser altos, pero con calles llenas de vida, con comercios, lugares de ocio y cultura, y parques llenos de árboles y flores.  Siempre podemos tener nuestro propio jardín en el balcón, en el alfeizar de la ventana o en un rincón de cada habitación.

 

 

Escribir un nuevo comentario: (Haz clic aquí)

123miweb.es
Caracteres restantes: 160
Aceptar Enviando...
Ver todos los comentarios

Comentarios

27.04 | 03:33

Hola, siento decirte que este majestuoso ejemplar de Samán fue derribado por seguridad el año 2018, según indica un periódico de Hawaii:
https://www.hawaiinewsnow.com/story/37637866/city-to-remove-iconic-monkeypod-tree-in-manoa/

...
21.02 | 12:51

Mi tia siempre nos decía al viajar en coche antes nuestras protestas y cansancios d "tranquilas" queda poco, estamos llegando a Penjamo. Era una niña ...

...
27.12 | 02:42

¡Exquisito jardin!

Gracias por compartir

...
27.12 | 02:40

¡Exquisito jardin!
Gracias por compartir el lado amable de la vida

...
¡Hola!
Prueba y crea tu propia página web,
es fácil y gratis.
ANUNCIO