Jardín de libros

El cuarto de las estrellas

Mientras leía El Cuarto de las estrellas, novela que consiguió el premio Café Gijón de 2013, escrita por José Antonio Garriga Vela y su protagonista hablaba de La Araña, yo pensaba en mi barrio y en Tudela Veguín.

 

La Araña es un barrio situado al este de la ciudad de Málaga, una zona industrial inesperada en el centro de la Costa del Sol, en la que la vida discurre a un ritmo diferente al de la diversión y el disfrute del buen tiempo y el mar. La Araña es un lugar oculto e insólito, un barrio triste en el que viven los trabajadores de la una fábrica de cemento. La Araña es un cuarto oscuro en la costa malagueña. En La Araña se está creando, además, un parque arqueológico relevante para entender la prehistoria peninsular y la geología de la zona. En La Araña aflora el corazón de la historia ancestral y el de la historia industrial.

 

Tudela Veguín está situado en el ámbito rural del  municipio de Oviedo. Cerca de esa ciudad vestida con las mejores galas de La Regenta y rodeada de colinas verdes llenas de prados, arboledas, aldeas e historia. Veguín es un cuarto oscuro en el que el polvo blanco cubre los tejados, las calles, la frondosa vegetación y la ilusión. Ese polvo lo produce la explotación de la caliza de una cantera con la que se elabora cemento en su factoría desde finales del siglo XIX. Hasta ese lugar se trasladaron familias, que desde entonces, generación tras generación, vivieron del trabajo y los salarios de la fabrica mientras soñaban con que sus hijos pudiesen salir algún día del imperio de polvo blanco que fragua como cemento en los pulmones. En torno a esta población encontramos vestigios de la historia, del prerrománico y del románico que se pueden admirar desde los agujeros del cuarto oscuro.

 

Entiendo cómo podía ser la vida en La Araña en los años setenta del pasado siglo. Viví en un barrio obrero de Langreo, en el corazón de la cuenca minera del Nalón, y me desplacé a diario en el carbonero, para estudiar en Oviedo, a través de una carretera que atravesaba el corazón de Tudela de Veguín y mostraba la colina mordida por las máquinas, el humo de los hornos que convertían la caliza en cemento y la población cubierta de polvo blanco, los días de sol, y de lodo gris los de lluvia. La sensación de desamparo ante un paisaje que aparecía de pronto, en medio de un mundo rural completamente distinto. Conozco las entrañas de los barrios de trabajadores que aparecen de repente como cuartos oscuros en los que penetras al doblar una curva y parece que no tienen salida.

 

Mientras leía El cuarto de las estrellas, comprendí que dentro de estos cuartos oscuros, como La Araña y Tudela Veguín, la vida es posible porque existen cuartos de las estrellas en los que se refugian sus habitantes, en los que encierran sus ilusiones. Y también porque existen cuartos, más oscuros todavía, en los que se esconden secretos que condicionan la existencia durante décadas.

 

El cuarto de las estrellas es una novela intimista llena de imágenes logradas con aparente sencillez, que consigue meterte en el barrio de La Araña, hundirte en el sótano secreto y respirar en la habitación de las estrellas de la mano de un adulto, con los recuerdos de un niño resucitado, tras un accidente en el que pierde parcialmente la memoria. El cuarto de las estrellas es una novela de esas que dejan huella, que te adentran en tus propias experiencias, que  alimentan la pasión por la lectura y por el cine. Desvelo un misterio: El cuarto de las estrellas es un templo doméstico dedicado al cine, para oficiar el culto a ese mundo, en  blanco y negro o tecnicolor, que nos permite soportar el polvo cotidiano, que barre la niebla, que  llena de estrellas brillantes las noches del jardín de la vida.

Escribir un nuevo comentario: (Haz clic aquí)

123miweb.es
Caracteres restantes: 160
Aceptar Enviando...
Ver todos los comentarios

Comentarios

27.04 | 03:33

Hola, siento decirte que este majestuoso ejemplar de Samán fue derribado por seguridad el año 2018, según indica un periódico de Hawaii:
https://www.hawaiinewsnow.com/story/37637866/city-to-remove-iconic-monkeypod-tree-in-manoa/

...
21.02 | 12:51

Mi tia siempre nos decía al viajar en coche antes nuestras protestas y cansancios d "tranquilas" queda poco, estamos llegando a Penjamo. Era una niña ...

...
27.12 | 02:42

¡Exquisito jardin!

Gracias por compartir

...
27.12 | 02:40

¡Exquisito jardin!
Gracias por compartir el lado amable de la vida

...
¡Hola!
Prueba y crea tu propia página web,
es fácil y gratis.
ANUNCIO