Jardín de libros

Siete ciudades

 

El estrecho de Gibraltar no es un tabique que separa una casa de otra casa; es, al contrario, una puerta abierta para poner en comunicación las dos habitaciones de una misma casa.

                                                           Joaquín Costa

Estamos viviendo en los últimos tiempos una relación conflictiva con el Norte de África, los emigrantes de buena parte del continente buscan la entrada a Europa utilizando como vestíbulo las ciudades de Ceuta y Melilla. No nos extraña que se extienda en nuestro país el sentimiento de encerrarnos y dar la espalda a la realidad de las gentes del sur parapetando y acorazando estas dos ciudades, a la vez que nos cuestionamos nuestra presencia en la otra orilla. Conviene reflexionar y repasar la historia antes de llegar a conclusiones apasionadas pero poco fundadas. Lorenzo Silva ha escrito un libro que nos puede ser de ayuda: Siete ciudades en África. Cinco ciudades marroquíes (Larache, Tetuán, Xauen, Nador y Alhucemas)  y dos españolas (Ceuta y Melilla). Las siete tienen en común el ser fruto del impulso de los peninsulares y del sustrato de los bereberes, y tener un carácter, que es a la vez africano y europeo, magrebí y español, del sur y del norte, cristiano y musulmán.

Las ciudades no se mueven como las fronteras, permanecen y acumulan en sus calles y edificios el legado de otros momentos, son, por ello, un instrumento especialmente interesante para analizar los movimientos de personas e ideas a través de las tierras y los mares a lo largo del tiempo. Son el testimonio de la historia común, de las luchas y esfuerzos, pero también de los afanes y los sueños.  

Hace algo más de un siglo, en 1912, se establecía el Protectorado hispano-francés sobre Marruecos y a España le correspondieron las regiones de Yabela y el Rif, el hueso y el espinazo, mientras que Francia se llevó la mejor parte del pastel, le Maroc utile.  Durante más de cuarenta años, hasta el reconocimiento de la independencia de Marruecos en 1956, ambas partes del estrecho compartieron la misma bandera a pesar de las guerras en los primeros quince años.

Nuestra vinculación con el norte de África, sin pararnos mucho a pensar, puede parecer que es reciente y referirse a ese periodo del Protectorado. Sin embargo, durante los dos últimos milenios el mar unió más que separó los dos continentes, el estrecho no fue un foso de protección sino que fue un medio de comunicación: cuatro siglos integrados bajo el yugo de Roma, los dos de los visigodos, los que sumaron los periodos de hegemonía transmediterránea de los Omeyas, almorávides, almohades y benimerines, más los años de Protectorado. Además, sin tener en cuenta los avatares políticos, la cercanía de ambas orillas impone una permeabilidad continua.

No quiero perder la oportunidad de llamar la atención sobre una mujer excepcional vinculada a dos de estas ciudades: Lal-la Aixa Sida al-Hurra. Era hija de una renegada cristina oriunda de Vejer de la Frontera (Cadiz) y de Alí Ben Rachid, fugitivo del reino de Granada y fundador de la ciudad de Xauen. Se casó con el señor de Tetuán y cuando se quedó viuda aprovechó la independencia que le confería su condición y linaje para elegir su nuevo matrimonio y ejercer el poder en una ciudad corsaria, desplegando sus dotes diplomáticas y de planificación de correrías por el mar.

Me gustaría también hacer hincapié en el urbanismo de Melilla, en  su ensanche de principios del s. XX que refleja su poderío económico y se traduce en calles anchas, edificios modernistas y espacios abiertos creciendo más allá del espacio fortificado.

En resumen, son muchos los aspectos interesantes que se encuentran en esta obra dedicada a siete ciudades y que nos pueden ayudar a ampliar nuestra perspectiva  del continente vecino, viéndolo como parte de una misma historia.

Escribir un nuevo comentario: (Haz clic aquí)

123miweb.es
Caracteres restantes: 160
Aceptar Enviando...
Ver todos los comentarios

Comentarios

27.04 | 03:33

Hola, siento decirte que este majestuoso ejemplar de Samán fue derribado por seguridad el año 2018, según indica un periódico de Hawaii:
https://www.hawaiinewsnow.com/story/37637866/city-to-remove-iconic-monkeypod-tree-in-manoa/

...
21.02 | 12:51

Mi tia siempre nos decía al viajar en coche antes nuestras protestas y cansancios d "tranquilas" queda poco, estamos llegando a Penjamo. Era una niña ...

...
27.12 | 02:42

¡Exquisito jardin!

Gracias por compartir

...
27.12 | 02:40

¡Exquisito jardin!
Gracias por compartir el lado amable de la vida

...
¡Hola!
Prueba y crea tu propia página web,
es fácil y gratis.
ANUNCIO