Jardín de libros

Con el grito en el cielo por las malas noticias

Llevamos demasiado tiempo recibiendo malas noticias, nos presentan nuevas leyes y decretos que limitan o eliminan los derechos que tanto ha costado conseguir.  Esto nos afecta a todos, a mujeres y a hombres, a jóvenes y a viejos. Nos quieren imponer las normas de vida que defienden los sectores más retrógrados y “casposos” para los demás, a pesar de que no sea su verdadera norma de conducta.  Pretenden que la religión se imponga a la educación para la ciudadanía, que, a su vez, se reemplaza por la educación en (sus) valores cívicos y, pretenden, también, mejorar las oportunidades de los mejor situados en la escala social. ¡Ya está bien de que cualquiera alardee de un título universitario aunque solo le sirva para presumir! Harán que cada uno y cada una se quede en su lugar. La sanidad no debe ser un derecho universal sino un bien de calidad para quien la pueda pagar. Las pensiones dignas están “por encima de nuestras posibilidades” Y claro, abortar tiene que ser mucho más difícil, debe ser una opción para gente selecta, para el resto de las mujeres la realización está en la maternidad, aunque sea involuntaria. En estos días tienen que volver a poner el grito en el cielo las niñas de los colegios públicos para ver si las escucha dios, que, como dice Manuel Rivas, debe estar aterrorizado con la tropa que lo invoca.  Vamos a recitar en voz alta, poniendo el grito en el cielo el hermoso poema de Blas de Otero:

 

                                             PLAÑID ASÍ

Están multiplicando las niñas en alta voz,

yo por ti, tú por mi, los dos

por los que ya no pueden ni con el alma,

cantan las niñas en alta voz

a ver si consiguen  que de una vez las oiga Dios.

Yo por ti, tú por mi, todos

por una tierra en paz y una patria mejor

Las niñas de las escuelas públicas ponen el grito en el cielo,

Pero parece que el cielo no quiere nada con los pobres,

no lo puedo creer. Debe haber  algún error

En el multiplicando o en el multiplicador.

Las que tengan trenzas que se las suelten,

las que traigan braguitas que se las bajen rápidamente,

y las que no tengan otra cosa que un pequeño caracol,

que lo saque al sol, y todas a la vez entonen en alta voz

yo por ti, tú por mi, los dos

por todos los que sufren en la tierra sin que les haga caso Dios.

Escribir un nuevo comentario: (Haz clic aquí)

123miweb.es
Caracteres restantes: 160
Aceptar Enviando...
Ver todos los comentarios

Comentarios

27.04 | 03:33

Hola, siento decirte que este majestuoso ejemplar de Samán fue derribado por seguridad el año 2018, según indica un periódico de Hawaii:
https://www.hawaiinewsnow.com/story/37637866/city-to-remove-iconic-monkeypod-tree-in-manoa/

...
21.02 | 12:51

Mi tia siempre nos decía al viajar en coche antes nuestras protestas y cansancios d "tranquilas" queda poco, estamos llegando a Penjamo. Era una niña ...

...
27.12 | 02:42

¡Exquisito jardin!

Gracias por compartir

...
27.12 | 02:40

¡Exquisito jardin!
Gracias por compartir el lado amable de la vida

...
¡Hola!
Prueba y crea tu propia página web,
es fácil y gratis.
ANUNCIO